La diversificación de ingresos
La diversificación de ingresos

Una de las principales recomendaciones de los expertos financieros es la diversificación de ingresos. Existen muchas estrategias para mejorar la situación y estabilidad financiera personal. En este artículo se analiza a la diversificación, como una de estas principales estrategias.

¿Qué es la diversificación de ingresos?

La diversificación de ingresos consiste en el desarrollo de varios canales que generen ingresos a una persona, eliminando la dependencia de una sola fuente. En muchos casos, las personas tienen buen sueldo. Pero, si llegan a salir de esa empresa, pierden la totalidad de su fuente de dinero.

Por la razón anterior, los expertos recomiendan tener entre 5 y 7 fuentes de ingresos. Estas fuentes incluyen lo que se conoce como ingresos activos e ingresos pasivos.

Los ingresos activos son aquellos que requieren de nuestra gestión para que se produzcan. Es decir, son aquellos trabajos que realizamos.

Por otro lado, los ingresos pasivos son aquellos que no requieren de nuestra gestión constante para que se generen. Por ejemplo: arriendos, rentas por inversiones, intereses, entre otros.

Las inversiones en la diversificación de ingresos

Las inversiones juegan un papel importante en la diversificación de ingresos. Constituyen el origen de los ingresos pasivos, pero también requieren de una diversificación: la diversificación del riesgo.

Existe una máxima en finanzas que dice: No se deben poner todos los huevos dentro de la misma canasta.

En el caso de inversiones, dicha máxima se refiere a que no deben concentrarse grandes porcentajes del capital en una sola o pocas opciones. A este proceso de identificar diferentes alternativas de inversión, le llamamos diversificación del riesgo.

Como principio general, se deben buscar opciones de inversión que mantengan correlación negativa para mantener una estabilidad. De esta manera, si un negocio va mal, los ingresos se generarían por el otro y viceversa. La diversificación de riesgo puede ser de cuatro tipos:

  1. Diversificación por activos: Algunos tienen mayor riesgo, acompañado de mayor rentabilidad. Se recomienda un equilibrio entre ellos. Si eres un inversionista conversador, podría ser 80% de bajo riesgo y 20% de alto riesgo.
  2. Diversificación por sectores: Los sectores económicos presentan ciclos distintos. Por ejemplo, en épocas de crisis caen los negocios de autos y crecen los de comestibles y medicinas.
  3. Diversificación geográfica: Es conveniente que las inversiones no dependan de un mismo país. de esta manera, si el país está en crisis, sólo se afecta una parte de la inversión.
  4. Diversificación de administrador: Si se utiliza un administrador de fondos, lo recomendable es que este administrador no maneje todo el dinero. Una diversificación en filosofía de invertir, también es recomendable.

Si deseas conocer más de este tema, nos gustaría trabajar de la mano, contáctanos.

 

Jorge Izaguirre

Presidente

Intergambus

 

¿Deseas contribuir al desarrollo de más artículos? Así lo puedes realizar:

2 thoughts on “La diversificación de ingresos

  1. What i do not realize is in fact how you are now not actually much more well-appreciated than you might be right now. You are so intelligent. You recognize therefore significantly when it comes to this topic, produced me for my part imagine it from numerous various angles. Its like women and men aren’t fascinated until it is something to accomplish with Lady gaga! Your own stuffs outstanding. All the time deal with it up!|

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *